19 de noviembre de 2017

Estamos en:

Situación actual: Inicio Actualidad Noticias Otras Noticias → "EL ENFERMO IMAGINARIO" POR LA COMPAÑÍA DE SUR A SUR

Noticias

"EL ENFERMO IMAGINARIO" POR LA COMPAÑÍA DE SUR A SUR

06/11/2017

“El  Enfermo Imaginario”, texto original de Molière, cuyo nombre real era Jean-Baptiste Piquilín (París 1622 – París 1673). El Genial dramaturgo Francés Moliere satiriza con exquisitez a los médicos de su tiempo y nos brinda un hermoso texto lleno de amor, intriga y sobre todo de enredos familiares. En realidad, es una obra que nos atrapa desde el principio, ya que el autor utiliza un lenguaje sencillo y cercano.

La  versión  de  Jorge  Cuadrelli  mantiene  la  situación  dramática  planteada  por  Moliere, donde  el  desgraciado  Argán  es  el  inocente  del  que  todos  quieren  sacar  provecho,  pero  la puesta en escena se aleja del realismo y presenta a los personajes desde una perspectiva más cercana  a  la  comedia  del  arte,  como  caricaturas  exageradas  de  ellos  mismos,  lo  que  le proporciona a la obra una apariencia de comedia en la que se conjuga una mensaje directo y duro, con una puesta en escena fresca y divertida.

Argán, el protagonista de la obra, que se cree muy enfermo, quiere emparentar con un médico, casando a su hija Angélica con Tomás Diafoirus, joven insulso y pedante, hijo de la señora Diafoirus, que también es médico. Pero ella está enamorada del joven Cleonte, quien fingiéndose sustituto del maestro de música, logra entrar  en la casa  y declara su amor a la muchacha. Argán lo descubre gracias a la confesión de Luisa, su hija pequeña, y amenaza a Angélica  con  meterla  en  un  convento  si  no  acepta  a  Tomás  como  esposo.  El  hermano  de Argán,  Beraldo,  y  Antonia,  la  criada,  intentarán  a  toda  costa  impedir  ese  matrimonio.

Mientras,  Belisa,  la  segunda  esposa  de  Argán,  finge  amor  y  compasión,  para  ser  la  única heredera, a la vez que flirtea con el señor Bonafé, el notario. Por último, el doctor Purgón y el farmacéutico, el señor Fleurant, se aprovechan de la exagerada hipocondría de Argán para sacarle los cuartos.

 4658